Vendaje neuromuscular

 

 

El vendaje neuromuscular ayuda a nuestro organismo a activar su propio proceso de autocuración sin alterar la movilidad y facilitando la circulación.  

Las bases del vendaje neuromuscular o kinesiotaping fueron sentadas en los años setenta en Asia (Corea y Japón), de la mano del Dr. Kenzo Kase y del Dr. Murai. Es un método de vendaje relativamente joven.
El vendaje neuromuscular ayuda a nuestro organismo a activar su propio proceso de autocuración sin alterar la movilidad y facilitando la circulación. El vendaje da la información y es el cuerpo quien la interpreta y actúa. Por tanto, cuando hablamos de kinesiotape, hablamos de un método completamente natural.

 

El Vendaje Neuromuscular (kinesiotaping), se realiza con unas vendas que tienen una elasticidad equiparable a la de la piel, con esto se consigue total libertad de movimiento permitiendo que a través del sistema muscular se recupere la homeostasis ; y es diferente al vendaje convencional o funcional que se emplea con la finalidad de restringir el movimiento en los músculos y articulaciones afectados.

Con ésta técnica se consigue:
- Aumento del espacio subcutáneo que ayuda a la reducción del dolor, de la inflamación y del linfedema.
- Analgésico, ayudando a disminuir el tiempo de recuperación.
- Disminuye las tensiones que actúan sobre las estructuras lesionadas.
- Mejora el rendimiento en los deportistas.